martes, 28 de julio de 2009

Martes y con el cine repleto!

Me canso de ser como quien juega al solitario. Sin una parte de quien obtener una jugada sorpresiva. Vaya, pensando bien... uno elige jugar al solitario, previendo que tal juego consiste solo en eso. Juego al solitario, porque lo propongo yo y tiro las cartas. Ok. Se acabó, no juego mas al solitario.
Empiezo a plantear un juego diferente. Porque todo tiene su fín y concluye cuando uno está dispuesto a terminarlo.
Me cansa estar prendida a un juego exorbitante que plantean tus manos, ese que nunca se materializa.
Solo un renglón tardío para explicar que tengo ganas de verte.

miércoles, 22 de julio de 2009

Un Rojo Carmesí Furioso

Este es el día en el que viajando en colectivo se me ocurren las cosas mas interesantes. Interesantes para mí y para algún otro que siempre creo saber quien es. Algunas de las pesadillas recurrentes empecé a entender. Son insignificantes al despertar, pero en la cotidianeidad firman su impronta. En algún momento llegaré a entender la quietud de la vida y el tiempo que pasa sin saber. Dejo de perder tiempo en nimiedades, creo poder. A veces las necesito y una siesta agradable terminó en cualquier otra cosa.
Me siento a escribir frente a la pantalla de la computadora porque necesito hacerlo, no porque tenga cierto objetivo que graficar, solo quiero escribir y escribir.
Digo y cada vez que camino veo la gente pasar. Nada raro. Solo presiento que de algo me escondo y de algo no me animo, por miedo a que? Sí sí, ya sé, es cuestión de ganarle a ese maldito miedo.
Hay un libro que me plantea siempre la misma cuestión y me rota todo el tiempo en la cabeza ¿Que haría si no tuviera miedo?
Lo pienso y creo que tanta voltereta en este blog es porque me faltan las cuantro paredes y una meteficha en la cabeza a la que admiro en puntos varios.
UH! que pensamientos inconclusos y eternos. Hasta me canso de mí misma
¿Y si me pongo todo lo que me quería poner?
Creo empezar mañana porque ya me estoy hartando...
Un rojo carmesí fusioso... como para ir comenzando...
Ya veremos... (y en su honor)

jueves, 16 de julio de 2009

Sin morderme las uñas.

Esto de ser tan evidente me pone al descubierto. Venía dejando algunos papeles de lado y volvemos a lo mismo de siempre. Habíamos llegado tan lejos con eso y ahora todo de vuelta. No hay que desesperar. Hay algunas palabras que aunque el tiempo haya pasado no se borran con facilidad, una es "hay que naturalizar". Yo le hago caso, dejo que todo fluya, como me dijo una vez mi hermano de la vida,¿porque haces todo lo posible porque las cosas no pasen? Dejate de joder. Y la verdad que tiene un poco de razón. No toda obviamente, pero retomemos el pensamiento anterior.
Naturalicemos las situaciones, el tiempo y la vida las van acomodando, sino alla ellas.
La otra frase que me quedó incrustada en la mente y todavía trato de incorporarla, en un momento sirgió, hoy sigue relegada. Lo hizo natural como ella. ¿Tenés miedo de salir con el cartelito? Aguantatelá, no vas a poder quedar bien con Dios y con el diablo. Chan!
Puede sonar raro al oido popular, la cosa es que tanto tiempo olvidandome de mí y las cuestiones cotidianas, algunas vez tenían que resurgir. Esto son los problemas de los que me ocupaba antes, de las situaciones incómodas que trato de sobrepasar, porque literalmente no me animo a pasar. Las fronteras las paso igual y aunque quedo ligada a cierto espejismo banal, me quejo de la nada y de sobremanera.
Hago una mirada rápida a lo que no me gusta y me sigo viendo así. Puedo seguir escribiendo y todos van a seguir si entender.
Obtengo de los libros y las visitas cierta compulsión a la repetición y eso es lo que mas me enoja. De tanto en tanto alguna pizca de sal habrá en la vida, pero todo por pura mentira. Porque yo no soy yo y la que soy se pierde en tanta risotada. No me gustan mas las cosas simples.
Me gustan esas fotos de Betty Boop, si es que entiende el mensaje.
Una tarde en el parque confesé la verdad, yo no era yo y ahora el miedo me traiciona. Por volver y no volver. Porque creer que era esa, porque no se pierda lo verdadero. Por seguir en el camino correcto.
Paro un minuto de teclear. Estoy haciendo lo mismo de siempre. Querer saber el camino correcto, si la vida me lleva y hay que naturalizar, hagamos todo mas facil. Yo hasta aca llegé con mi texto. Habrá que ver en la práctica que sale de lo que venía practicando.
Por lo pronto hay que empezar de nuevo y cambiar la estrategia. Cierto nada de estrategia. Me voy a caminar.