lunes, 30 de noviembre de 2009

El show creativo

La primera vez, me sonreí. Me sorprendió la frase y el contexto, y hasta pensé que había sido creativo. Yo sé que estoy un poco intolerante, pero escuchar "te dejo los lentes puestos" tres veces en el mismo día, es síntoma de que la inventiva masculina está fallando (al igual que mi paciencia).

viernes, 27 de noviembre de 2009

Desubicada.

Ando igual que el clima. Primero llueve, después sale el sol, no termina de definir su estado. Tal cual. Yo estoy fuera de eje, desubidada desde el domingo. No hubo manera de sacarme la imágen de la cabeza. Ira, dolor, impotencia, tristeza, sentimientos encontrados, de tanto comprender la situación. Pierdo el rumbo por un rato, porque espero volver a reacomodar todo.
Vuelvo a mirar sus fotos, vuelvo mas que a mirarlo, a admirarlo. Como si tuviera algo mágico.
Esa manera idiota de querer olvidarlo y seguir machacandosé con recuerdos inútiles.
Esta tristeza es saber que ella es el amor de su vida. Y no hay mas vueltas.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Calle Maipú: PROHIBIDA

Insulté desde que lo ví hasta que me fuí a dormir, que fueron aproximadamente unas nueve horas. Hoy lunes, ya pasado un día completo, me siento mas tranquila. Por eso, con todo el amor y la ternura, te pido amor de mi vida:
Tratá de no cruzarte NUNCA MAS por mi camino cuando vas de la mano con ella y mucho MENOS si es un día DOMINGO.
Porque no tengo ganas de morir de amor.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Sábado con lluvia.

La noche está ideal para hacer cucharita.
Una lástima.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Sobre gustos...

Sesión de electrodos. Mi amiga y yo, tiradas cada una en su camilla, conectadas a 220. En el mismo lugar, las responsables de tal máquinas y de dejarnos un poco mejoradas. Entre mates, charla y venta por catálogo, se pasaba la hora.
Todo venía tranquilo, hasta que una de las chicas, comenta: "voy a preparar la cera para depilar a mi novio, porque me dijo que no aguanta más"
Con cara de sorprendida le pregunto: ¿Tu novio quiere que lo depiles?.
Sí, me contesta con total naturalidad. Un día yo quería probar la cera y empecé a depilarlo un poquito para ver, aca en el pecho. Le quedó tan suavecito que le gustó y ahora lo depilo cada mes, completo.
(Con cara de asco, mas que de sorpresa) Contesto: ¿Completo? ¿Que es completo? (sí, ya se, pregunta estúpida, pero bueno...)
Completo, me dice. En todo el cuerpo. Ahora se acostumbró así, dice que es mas cómodo y además es supero higiénico. Es re-normal ahora.
Claro, claro... me imagino, le dije sin mas preguntas. La miré a mi amiga pensando que estaba loca y seguí mirando el librito de AVON.
Conclusión: Todo bien, las prácticas privadas de cada uno son privadas y no me puedo meter. Seré "chapada a la antigua", conservadora, ortodoxa, poco vanguardista y hasta de la era precambrica. Pero a mí me gustan los hombres que a la cera le tienen miedo.

martes, 17 de noviembre de 2009

Déjà Vu

Son las diez de la noche y estoy sola en casa. No hay mucho para hacer, porque no tengo ganas de hacer nada. Solo tirarme un rato a descansar, de un día demasiado agotador.
Preparo algo de comer y sintonizo una película que ví veinte veces, pero que la podría seguir viendo veinte veces mas. Mientras acomodo algunas cosas, se me cruzan recuerdos por la cabeza.
Me acuerdo de aquellos tiempos en los que no pasaba una noche sola. En la que llegaba la noche y estaba entre sus brazos, en la que la cena era algo de a dos. Me acuerdo de esas noches como esta, en las que nos sentabamos a mirar el cielo, y a hablar de todo. Me acuerdo de los lugares que conocimos y en los proyectos a futuro. En un instante se cruzaron esos recuerdos de una relación pasada. Momentos felices, por así llamarlos.
Me volvió a la realidad un mensaje en el celular. Nada importante. Seguí pensando en el porque de aquellos recuerdos.
Será el encontrarme sola en mi casa llegada la noche, será el día, será la época del año. Pensé que podrían ser muchas cosas, hasta que me acordé porque decidí dejarlo.
En ese mismo instante agradecí la posibilidad de encontrarme sola en casa, respiré tranquila y me dispuse a disfrutar de la película sin que nadie me moleste.
Por algo no quiero verlo nunca mas.

domingo, 15 de noviembre de 2009

En la misma vereda.

Nos sentamos anoche, en la misma vereda que nos ve tomar mates desde hace 15 años. Nos reunimos como siempre, para vernos, para contarnos, para pasar el tiempo y porque somos amigas. Porque hay algo que nos unió desde chicas, y que nos lleva a seguir unidas hasta hoy.
Saqué el mate, la campera por si tenía frío y nos tiramos en la vereda en ronda a hablar y hablar. No hay nada de diferente en todos los años que pasaron, la acción se repite idénticamente a traves del tiempo. Solo que ayer me dí cuenta que el tiempo había pasado.
Esa vereda escuchó nuestra vida, el paso a paso de cada una. Escuchó risas, llantos, graduaciones, muerte, embarazo, amores, veranos, secretos, peleas, materias rendidas, vacaciones, cumpleaños de 15, títulos universitarios, casamientos, infidelidades, torneos de voley, un dúo de patín, fotos de futbolistas, borracheras, bromas, canciones, y hasta varios nombres del grupo.
Ya no somos las mismas, ya no hablamos del futuro como una utopía. Ya no hablamos de lo que queremos ser, sino de como podemos llegar a ser. Nos planteamos como seguir, dudamos, lo pensamos dos veces para no equivocarnos el camino aunque sea imposible. Anoche me dí cuenta de que esas adolescentes desfachatadas, tomaron el mando de sus vidas y que por mas que tengan piedras en el camino, tienen sueños que cumplir. Podremos tomar rumbos diferentes o terminar todas en la misma ciudad que nos vió nacer. Podremos seguir siendo tan diferentes una de otras, podremos seguir teniendo los gustos totalmente distintos; que por mas que las vueltas de la vida nos separe hay una fuerza centrípeta, que nos vuelve a unir

lunes, 9 de noviembre de 2009

Mi camino.

Iba caminando cuando me topé con una ventana que daba a la calle, en el interior había gente bailando frente a un espejo, con una profesora delante de ellos enseñando "ritmos latinos". Me dieron ganas de empezar a bailar y a la semana me uní al grupo bailador.
La semana pasada haciendo zapping, me quedé enganchada con un partido de voley de la liga argentina. No podía dejar de pensar en que bueno sería volver a las canchas (y en mi eterno e indiscutible puesto en dos), hasta que me fuí al club a averiguar para empezar las prácticas.
Hoy pasé por un bar de stripper que está cerca de la facultad, me acordé de todo lo que venía haciendo con lo que se me cruza en el camino y me reí.
Todavía no fuí a preguntar, pero quien les dice que después de tanto buscar, mi camino esté por ahí...

Date una vueltita por mi blog.

Me molestan las personas que dejan comentarios en los blog solamente para decir que pase por el suyo. Si no tenés algo interesante para decir no digas nada. Eso es regla básica de la humanidad. Pero como el mundo no funciona con mis reglas, lo único que me queda es quejarme en mi espacio virtual.
No se molesten, si me dejan escrito: "date una vueltita por mi blog", NO LO VOY A HACER.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Hoy doblo el camino.

Me estoy escapando de algo. Anoche apagué la luz y apenas apoyé la cabeza en la almohada, precipitaron imágenes y pensamientos que me hicieron dar vueltas hasta altas horas de la madrugada. Si a la escena le hubiesen puesto música, creo que quedaba pintadita para alguna película de "cine z" de I-sat. No hay nada mas incómodo que dar vueltas en la cama y no poder encontrar una posición que logre llevarme al descanso nocturno. Una a la mañana, con tanto traqueteo mental, tiene que convertirse en Dalí, para que por lo menos llegue "presentable" a trabajar.
No viene al caso, lo que tarde en maquillar lo inmaquillable. La cabeza funciona de todos modos.
Hoy me declaré en crisis. Sí, ya desde hace tiempo que vengo rozando el concepto y definitivamente el cúmulo de situaciones me llevaron a la decisión.
No hay nada mejor que la crisis para salir adelante y hoy entre tanto y tanto, se me cruzaron algunas ideas que desde hace tiempo quiero hacer.
Me faltan un montón de cosas, por lo pronto empezar.
Cuando empecé a escribir este blog me prometí ciertas cosas que tuvieron sus frutos, otras naufragaron apenas comenzó. Hoy me vuelvo a prometer.
¿Quien sabe hasta donde llegaré?
Hasta donde yo quiera. Me deseo suerte!

domingo, 1 de noviembre de 2009

¿Habrá yerba?

En el momento que dejo abierta la posibilidad de volver a encontrarme con él para "tomar unos mates", es cuando me doy cuenta que mi soledad llegó a niveles insospechados.