sábado, 26 de diciembre de 2009

Ortografía.

A una amiga le llega este mensaje de texto en el celular: "Hola ruvia, como estas? yo travajando, nos vemos hoy?", le pregunto que hace en estos casos. Me contesta: "Le digo que sí, me pasa a buscar, y después de ahí no tengo ni idea para que sirve la ortografía".
Todavía me estoy preguntando si habré equivocado el camino siendo tan quisquillosa.

En casa.

Un veinticuatro con un regalo que me emocionó y me llenó de alegría el alma, la vida que se va acomodando como puede, mi vida que se va acomodando como puede, una mesa familiar que no necesitó mas que juntarse. Un par de fotos inolvidables, un karaoke que no pude dejar hasta la madrugada y un brindis por la misma noche.
Un veinticinco sentada en la vereda, con las personas que tuve al lado todo el año. Esas que me hicieron reir hasta terminar el día. Esas que pasan de evocar a Fabián Medina Flores en una conversación y suponen que la persona que pasó tiene cara de "estar comiendo kinoto todo el día". Son las mismas que me bancaron en todo y que pueden aparecer en la barra brava del portavión y en una cena de gala. Mis días en casa funcionan así y me encanta!

sábado, 19 de diciembre de 2009

El placer de la regresión

Que terminemos la noche haciendo las mismas cosas que hacíamos cuando teníamos trece y que no nos importe nada, significa que por mas que los años pasen, seguimos siendo las mismas. En el mismo lugar y por pura desfachatez.

martes, 15 de diciembre de 2009

Mucho

Sin mucho mas que explicar, hace unos días que me suena el teléfono y me sonrio. Son esas vueltas que tiene la vida.

Después de tanto

Necesito escribirlo. Posiblemente algunos no entiendan nada, y otros entenderán muy bien porque lo digo. La distancia alargó muchas cosas y acortó otras, la soledad promocionó una independencia ambigua y que todavía no estrené. Me hicieron tambalear un poco, pero todavía creo caminar firme. Se cerraron algunas cuestiones inconclusas y al final, después de tantas vueltas, decirlo fué mucho mas fácil.
Brindé el año pasado por mí y por nadie más. Hoy, concluido casi todo este año, el brindis dice en mayúsculas: GRACIAS.
Por los que me agarraron de la mano y caminaron por ese pasillo oscuro y sin fín, por los que me abrazaron y escucharon la historia de cada día, por los que se pasaron noches enteras sin dormir, solo para acompañarme. Por esas personas que me calmaron el dolor, por las que me hicieron reir en los momentos mas difíciles, por las personas que están desde que tengo uso de razón, por las que sin decir nada estuvieron al lado. Por esas personas que la vida me cruzó y a las que hoy también les digo GRACIAS. Brindo por esas personas que me hicieron del camino complicado, un camino mas ameno. Por esas personas que me frotaron la espalda, diciendo que todo va a estar bien, que esté tranquila. Por ese grupo de locas, que sabiendo todo no dijeron nada, porque todavía no era el momento. Por las personas que tengo a diario y por las que no. Por esas personas que la vida me hizo llamarlos familia, pero demostraron ser amigos. Por aquellos, que no piden explicaciones, solo se disponen a mejorar. Por las que todavía encuentran un motivo de felicitaciones.
Brindo, por la única persona que me demostró ser fuerte como un roble, por mas piedras en el camino que haya; y por la persona que me llenó el año de amor y de ternura, y que me llena de paz cada vez que se duerme en mis brazos. Por esa persona que me hizo dejar el chupete a fuerza de un chupetómetro mentiroso y por Joaquín.
Brindo, por un año próximo mucho mejor, y por las personas de este!

sábado, 12 de diciembre de 2009

Desde esta noche cambiará mi vida...

Para las heridas de amor, no hay como un combo de Raffaella Carrá y santo remedio.
(a todo volumen fiesta y para hacer bien el amor, son las mas recomendadas)

jueves, 10 de diciembre de 2009

Tendencia Primavera - Verano 2010

Me dí cuenta que cuando algo se pone de moda, solo hay que dejarlo pasar, no hay que luchar contra los molinos de viento. Encontré dos ejemplos en el mismo día que me dejaron pensando.
Estaba hablando con una amiga, cuando me dice: "Flor, te voy a presentar a Juancito"
El dialogo sigue así:
F: Eh? Porque?
Amiga: ¿No te gusta? Es lindo.
F: No, no me gusta y no es lindo.
Amiga: ¿Pero sabés quien es?
F: Sí, ya sé quien es.
Amiga: ¿Y porque no te gusta?
F: ¡Que se yo! Porque no.
Amiga: Pero Flor! Es jugador de fútbol, que importa que no te guste! Después algo lindo seguro que le vas a encontrar. Además vas a ser una botinera!

Ley de la moda 1: Es lo más ser botinera. No importa que juegue de vez en cuando en la primera de Sacachispas.


A las dos horas, me llaman por teléfono y me invitan a jugar al paddle.
¿Al paddle? (pregunto desconcertada).
Sí, te prendés? Es cerca de mi casa (me dice)
¿Todavía se juega al paddle?
Sí, ahora todos juegan. Venís? Sino tengo que conseguir a alguien.
Sí, bueno, voy.

Ley de la moda 2: Todo vuelve. Y vuelve para seguir siendo lo más.

Mi escudo.

Siempre me es mas facil huir, hasta que hay algo en la huida que ya no me mantiene a salvo. Es en ese momento cuando me pregunto: ¿Que tan poderosos pueden ser mis fantasmas, para no enfrentarlos?

martes, 8 de diciembre de 2009

Lo que el viento se llevó.

Y de un día para el otro, te informan que la colección de Cosmopolitan, no existe más. Pero sobrevivieron las revistas Living y Jardines.
Son esas cosas que pasan, cuando no estás ahí para defenderlas.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Mi ventana

Volver a casa, significa sentarme cerca de la ventana para poder admirar las maravillas del afuera. De pie, aplausos.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Por las dudas

En el 2008 y en el 2009 me compré agendas de Maitena y fueron los dos peores años de mi vida. Seguramente las agendas no tienen nada que ver, pero yo por las dudas el año que viene ni las miro.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Hazte la fama...

Hace unos días empecé a discutir con una amiga si era posible o no, que dos padres de ojos claros, puedan tener un hijo con ojos marrones. Algo en la secundaría había aprendido y me acordaba bastante bien sobre los genes dominantes y los recesivos. Según mi explicación, para mí era imposible y ella justificaba que no era así.
En medio de la discusión me dice y le dice a la gente que estaba alrededor: “¡Que terca que es, por dios!” y se levanta de la mesa. Ahhh!! Nooo!! Terca sí, pero porque tengo razón! Le digo ya enervada. Al final terminé llamando a una amiga que es Licenciada en Biogenética y me dio la razón.
Ayer conversando con una amiga le digo, contestando a su comentario: “me parece una estupidez, igual cuando me dicen que me corte el pelo en las puntas porque crece más rápido. ¿Cómo se entera la raíz que las puntas están florecidas o que me las corté? ¿ven la tijera y dicen “apurémonos a crecer”!? Puede ser que tenga menos peso, pero que crece mas rápido, no!” Al instante que terminé de concluir mi última oración, me dice con ganas de saltarme a la yugular: “No, pero eso es verdad! Te lo dice todo el mundo! Pero que te voy a decir, si sos mas terca".
¿Qué? ¿Perdón? ¿Alguien me puede decir si estoy errada en lo que pienso? Si me pueden hacer llegar una explicación científica que refute mi hipótesis se los agradecería. De esa manera me retracto.
Ser terco es no cambiar de opinión aunque le den razones convincentes para hacerlo. No creo sentirme identificada con eso. Una cosa es defender sus ideas, otra es ser terco.
¿Entenderán?

Incomunicada

El fín de semana tengo ganas de verlo. Hace dos días que vengo pensando, si le digo de una que lo quiero ver, quedo muy regalada, me falta el moñito y estoy completa; si le tiro alguna indirecta, nos terminamos riendo de cualquier cosa y todo termina en la nada; y si no le digo nada, soy una estúpida.
Hoy ya es viernes y todavía sigo con la duda.
¿Será por esto que estoy sola?

jueves, 3 de diciembre de 2009

Mi problema astrológico.

La próxima vez, antes de hablar y preguntar nimiedades, voy directo a la pregunta: ¿de que signo sos? y si la respuesta es: capricornio. Ahí sí, salgo corriendo.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Las clases de patín

Viernes a la noche. Boliche Cañadense (Cañadense: gentilicio de mi ciudad natal). Barra. Dos amigas y yo, hablando de la vida.
Entre música, gente amontonada y luces de colores, se acercan dos chicos. Saludan a mis amigas (se ve que se conocían) y por último me saludan a mí (bajo las reglas del típico ritual, "Hola Hola Beso Beso y autopresentación con nombre").
Uno de ellos cuando me va a saludar me dice: "Hola Florencia". (Le ponemos C, para entender el dialogo)
F: Hola -digo con cara de desconcierto.
C. ¿Sos Florencia, no? -acota con una leve risita
F: Sí, soy Florencia -(¿Para que pregunta si ya sabe?)
C: Vos seguro que no te acordás de mí, o sí?
F: No, la verdad que no me acuerdo.
C: Yo te conozco del club.
F: Ah, no, no me acuerdo.
C: Siempre te iba a ver cuando patinabas. Yo tenía fútbol y me iba un rato antes, porque sabía que ibas a estar. Y era el único lugar donde podía verte. Estuve siempre enamorado de vos.
F: (sin nada para decir, solo tenía cara de boba)
C: Me acuerdo de todo, de tus ensayos para los shows y con quien ibas. Vos eras chica, seguro que no te acordás. Siempre jugué al fútbol con… (y nombra a mis vecinos). Ellos sabían y me contaban quien te gustaba y esas cosas. Pero nunca me animé a hablarte..
F: (con cara enternecida) ehhh… gracias, no se que decir.
C: No, no me digas gracias. Hace un montón de tiempo que no te veo y ahora ya que tengo la oportunidad te lo digo. ¿Estás estudiando en Rosario? Porque de verdad no te ví más.
F: Sí, estoy en Rosario.
C: Bueno chicas, nos vemos. Nos vamos con los chicos, porque estamos festejando un cumpleaños.
F: Bueno.
C: Chau Flor, fue un placer hablar con vos. Que estés bien, nos vemos!
F: Chau, nos vemos!
No hubo algo parecido en mucho tiempo, que me haya dejado sonriendo tanto. :)