martes, 27 de julio de 2010

No te vayas sol!

Cielo diáfano, temperatura agradable y sol radiante. Los días están hermosos, comenta la gente. Yo asiento, mientras pienso y deseo que sigan así. No me importa el parque y sus pajaritos, ni las vacaciones de los chicos o salir a caminar. Me pongo contenta cuando lo días están cálidos, porque así se me seca más rápido mi ropa.

viernes, 16 de julio de 2010

Yo también sabía jugarme la boca.

Tengo miedo, eso lo tengo claro. Sabiendo contra que luchas, es mucho mas fácil, me decía continuamente. Pero sabiendo o no, yo tengo miedo igual.
Es que una vez al día, me vienen sus palabras a la mente, y no puedo dejar de enrollarme en mis propios pensamientos. Pienso en las causas y las consecuencias, pienso en los errores y en los aciertos y en un futuro del que nadie sabe nada. Menos yo.
Tengo un planteo bonito de futuro, eso es, un proyecto "bonito". Tengo miedo.
Tengo un lugar en el mundo, que no se si es mi mundo. Yo sigo teniendo miedo.
Tengo una piedra en el camino, que no se puede patear. Tengo el corazón estrujado y vuelto a enmendar. Tengo ganas de prohibir el mes de abril. Tengo de fondo una canción que no podía caer tan justo.
Y ya no se que hacer.

martes, 6 de julio de 2010

Pufff!

En el momento que mas relajada estaba, llega caminando el puñal y me da en el corazón. Siguen juntos y de la mano. Ahora se tendrá que rearmar. Mi vida, digo.

Matrimonio Gay

Ayer me cruce una marcha en contra del matrimonio gay. Me sorprendió la cantidad de gente. Llevaban un cartel, con lo que supongo, debe ser su lema. La frase decía: "Queremos un papá y una mamá, es nuestro derecho".
Me surgieron un montón de interrogantes desde ese momento, y una fuerte convicción. Hay mucha gente cuadrada.

sábado, 3 de julio de 2010

Mi culebrón.

Tengo una contractura terrible en toda la espalda. "Estás tensionada", me dicen. No, vos sabés que si no me lo aclarabas, no tenía idea.
Puedo escribir un culebrón mexicano con mi vida en los últimos años. Estoy seguro que el Canal de las Estrellas me agarra el proyecto de una.
Con mi tensión y todo, aunque no me pueda acomodar bien en la silla, me siento. Y descargo todo lo que puedo en el teclado. Después de una semana rara, algo de soledad no viene mal y si bien el culebrón queda en privado, es lo que me tiene anudada la espalda.
Hacía un montón de tiempo que no me sentaba a escribir tranquila, hoy mi cabeza tiene algo mas de paz.
Tuve una semana extraña y con el post de abajo entenderán el porque.
Hay cosas imposibles en la vida y otras enredadas. A veces pienso y ojalá que los hilos enmarañados solo sean algo del pasado. No quiero mas esas cosas por aca.
Todo lleva su tiempo, eso lo sé.
El barrilete sigue en el aire.