lunes, 11 de julio de 2011

Un poco de mi

Fueron muchos cambios. Bruscos. No puedo con mi misma. Busco y no encuentro. Hago manotazos de ahogada, que ya no funcionan. Estoy en el lugar que quiero, con la persona que quiero, y estoy tirada. Desganada. Soy incapaz de levantarme.
Las noches se hacen largas y mis manos no dejan de temblar.
No soporto la presion, el mas minimo pinchazo me desarma sin reparo.
Las lagrimas que advierten y mi mente que no deja de girar.
Todo, absolutamente todo, hoy me duele.
Admiro las mentes libres, que se pueden despejar. Admiro tras la tormenta, la calma y el sosiego. Yo no lo tengo.
Tengo el alma descuartizada.

No hay comentarios.: