domingo, 27 de enero de 2013

Domingo. 14.32. Sol radiante y cielo diáfano. Todo el día para volar y que no me aplaste a mí. Las palabras tienen una rol fundamental en todo esto. Saltan dentro de mí y nno pueden salir. Trato de abrirles el camino para que vayan. El dolor sigue latente. Quizás es la operación, quizás es mi propia cabeza. Estoy en el balcón escribiendo y veo pasar una chica patinando por la calle. Inconsciente, pienso primero. Despues me salta un poco la envidia de querer hacerlo. Salir a patinar por las calles, sin que nada me detenga. Sentir el viento que corre y el aire sobre todo mi cuerpo. Destinos raros. Siguen pasando los días sin que nada cambie. Porque yo no viro el camino. Que fluya la vida, y que las consecuencias pasen. Que el miedo siga de largo y no lo absorba. Que los comentarios insanos y la energía negativas se dobleguen antes de llegar. Hoy es mi día domingo. EL que tengo que elegir para volver a elegir la vida completa.

sábado, 26 de enero de 2013

Estoy leyendo un libro en el que hago un pacto con la escritura. Esos que se denominan "auto-ayuda". termino de mierda si los hay. La cuestión es que por una semana tengo que levantarme media hora antes de lo habitual y escribir 3 paginas de word (en realidad es de un cuaderno, pero me voy a tomar una licencia y voy a escribir mis paginas acá). En ellas tengo que escribir lo que me viene a la mente, cualquier cosa que me surja. tenga sentido o no. Ahora que lo pienso, no se si me gusta tanto. Es por quedar expuesta al mundo. Exponerse, y hasta que punto. Que es exponerse? Estoy escribiendo y no releo nada. Por lo que pueden encontrar muchos errores. Pero tengo que volver a lo que me hacía feliz. A que nada me ate a nada. A sentirme libre y no prisionera de mi propia cabeza. Menos de mi propia vida. Hoy es un día de sol hermoso. Y yo sentada en la computadora no es el plan que mas me gusta. Sueño con un lugar con verde, agua y risa. Acá estoy, porque tenía que empezar a desahogar mis penas. Este sábado de enero es mi segundo día de escritura consecutiva y lo voy a hacer consecutivo hasta que no tenga mas ganas. Tengo tanto para sacar de acá, de mi alma. Cuando haya pasado el temblor y las ordenaré y las haré éxito.

viernes, 25 de enero de 2013

Estaba por empezar un blog nuevo. pero para que abrir uno si se puede seguir en el mismo y cambiar el rumbo. Es como la vida. Porque voy a esperar en reencarnar, si lo puedo vivir en esta. Entonces, para que. Sigo escribiendo. Hace mucho que no escribo. Puede ser bloqueo. Que se yo. Estoy bloqueada. Estoy en medio de una crisis. Como varias veces tuve. Para mí crisis significa oportunidad. Esa oportunidad de volver al ruedo de la vida. Salí hace 2 semanas de una operación simple, pero que para mí tuvo mucha carga emocional. Todavía me repongo. De lo físico y de lo emocional. Todavía hoy llevo las heridas. Las 2, las físicas y las emocionales. Suelo hacer las cosas simples complejas y las complejas simples. Personalidad, carácter, temperamento, karma, elección quizás. Hacía mucho tiempo que no leí mis escritos anteriores. Los alejaba de mí, como si no me gustara ver lo que sentía. Ahora vuelvo a leerlos. Me sorprendo de las cosas que escribo. O escribía. Algunas me gustan mucho. Escribía porque tenía que sacar todo lo malo que tenía. Como ahora. Le escribo a no se quien. Le escribo a un otro que no se si existe. Pero que mi cabeza inventa para poder comunicar mis sentimientos. Odio, rencor, por sobre todas las cosas. Tengo que sacarlos de mí. Están haciendo estragos y me cansé de ellos. Chau chicos, no los quiero mas en mí.